De terror

Atletico no parece tener ni piernas ni ganas de sostener un partido.

Es que todos los que disputó este año los comenzó ganando y luego se lo empataron o dieron vuelta.

La actuación de algunos jugadores viene siendo lamentable desde hace años, y siguen siendo titulares en el once decano.

Omar Defelippe no acierta cuando tiene que meter cambios y la dirigencia parece más interesada en la política (y en dar anuncios proselitistas) que en el club y su futuro.

El rumbo es definidamente malo y ahora los promedios es algo que tenemos que comenzar a monitorear.

La chance de mejora es inmediata, con Comunicaciones y luego Patronato.

Desde aqui siempre afrontamos las cosas con fe, pero la suerte parece haberse ido con el Ruso, y no hay plan B.